El arte puede ser la expresión subjetiva e individual de un sujeto o un potente mecanismo deliberado de influencia social. En ambos casos la calidad de las expresiones artísticas dependerá de la estatura del valor que la sostenga. No dependerá solamente de la libertad, sino que se completará con la intención, con el propósito. Descubriremos de inmediato que las artes influyen nuestras vidas en casi todas sus dimensiones, y que podemos hacer un disgnóstico de nuestra calidad social basados en nuestras preferencias culturales. El cine que consumimos, la música que escuchamos, la literatura que frecuentamos. Somos, asertivamente, nuestras preferencias. Basados en lo que podemos deducir de nuestras sociedades por el uso que a las artes damos, es que la causa que sostiene la celebración del CSJ 2018, nos apremia: intervenir las artes y ponerlas al servicio de una causa superior, Cristo en este caso.

La religión, vale reafirmar, no representa valores de alta estima, su contribución a la destrucción convulsa de la sociedad es enorme, y no hayamos en ella mucho o nada rescatable. Pero atravesando el velo de signos linguísticos, semióticos y litúrgicos que comparte la fe en Jesús con la religión, aunque esten diametralmente separados, encontramos una verdad simple e inconmesurable: el hombre puede aferrarse a lo que quiera para equilibrar, salvar o darle sentido a su vida, es válido, es personal, pero entre todas las opciones a qué aferrarse hay una que trasciende, el amor, y el amor es Dios. Por eso quisimos compartirles formalmente este video.

La producción no supera aún el 33% del plan. El último día de rodaje no será hasta mediados de Noviembre. Por ahora se ha adelantado un teaser. Se trata de un corte brusco, pero esencial. Sin rigores de postproducción. Una metáfora visual que atiende la causa dicha.

Ironhands

Ironhands

Guatemala. Nosotros.

Leave a Reply