Un día, sentada esperando turno para un examen de rutina en una clínica, encontré algo interesante en una revista vieja. Vi la foto de un cangrejo. Se notaba cada detalle del precioso crustáceo, que pensé entre mí: “este fotógrafo sí sabe aprovechar el instante.” Y eso me causó una tremenda curiosidad de saber más sobre los cangrejos. Así que, con la facilidad de la Internet, encontré algo que creo que podemos aplicar a nuestra vida.

            Los cangrejos tienen un caparazón duro que protege sus blandos cuerpos. Mientras el cuerpo crece, su caparazón permanece intacto. Llega un momento en el que el caparazón le queda pequeño y le aprieta todo. Entonces, tiene que deshacerse de él. Pero antes, por dentro desarrolla un nuevo caparazón. Cuando llega el momento, el cangrejo rompe el caparazón externo por la espalda y sale a través de una rendija. Si el cangrejo no desarrolla un nuevo caparazón para poder salir del que le aprieta, seguiría pequeñito y no podría crecer.

             Esto nos deja una lección. Aunque los humanos no tenemos caparazón y nada nos evita que crezcamos, podemos comparar el caparazón del cangrejo con circunstancias que nos molestan y no nos dejan crecer. Podríamos decir que esas circunstancias se convierten en un caparazónpsicológico.

             Como, por ejemplo, el rencor nos puede aprisionar, encadenar, evitar que sigamos adelante. Es como una semilla que nace en el alma y puede hacer que brote una raíz de amargura. La amargura atrapa el alma, la mete entre rejas, es la enemiga número uno del amor, del gozo, de la esperanza, de la libertad.

             El pasado y el dolor simbolizan el caparazón que te aprieta. La falta de perdón destruye algo dentro de ti, carcome tu felicidad, día a día. Y no vale la pena. En cambio, cuando perdonas, dejas ir aquellos pensamientos y emociones que duelen. Entonces, ¿Cuál es la llave de la libertad? El perdón.

             Libertad y perdón, dos palabras poderosas y trascendentales que hacen florecer lo mejor de ti. Suelta, abre el caparazón del rencor, arráncalo y sal de allí. Haz clic en el botón de reinicio. Reinvéntate, sal de la monotonía, cambia tus pensamientos. Procúrate un futuro brillante, transfórmate, comienza hoy.

Ironhands

Ironhands

Guatemala. Nosotros.

Leave a Reply