El 65% de las empresas e instituciones publican videos en redes sociales

Es por el alcance, la velocidad y la confiabilidad. Este 2019 las redes sociales experimentarán un crecimiento sustancial del uso del video en publicaciones comerciales. Son los requerimientos de un público cada vez más sofisticado que exige no solo una mayor calidad en la producción y el discurso, sino también ingenio y profundidad en los contenidos. Hay una urgencia global por información más precisa y confiable, y será inevitable que eso pese sobre las formas que la comunicación audiovisual comercial adopte; también pesara sobre el tono de la conversación.

El público tiene nuevas consideraciones para fijar sus estándares de preferencias. Estas consideraciones las determinan sus experiencias como consumidor audiovisual junto cos sus valores sociales. Hay cierto malestar en la comunidad por la ambigüedad de la comunicación institucional y comercial generalizada estos días. La percepción es que de alguna manera, se pretende forzar, ya no la preferencia comercial del público, sino sus creencias, opiniones, posturas políticas y hasta constitucionales. Se percibe una agresividad subterfugia que debilita la confianza y estorba la interacción orgánica.

El debate es el clima actual de la comunicación nacional. Hay una discusión constante alrededor de la corrupción y la impunidad. Demasiado seria para estar cansados de ella, pero constante en su fuerza para contaminar la conversación más serena del público.

Estos serán los actores más notables en los próximos meses.

  • Medios de comunicación tradicionales.
  • Medios nuevos creados fundamentalmente para influir en el criterio político del público, en su mayoría, promotores de Fake News.
  • Políticos.
  • Marcas consolidadas de alimentos, bebidas alcohólicas, energía, minería, azúcar, automotrices y tecnología móvil.
  • Centros educativos, turismo, eventos. 
  • Cine, entretenimiento, salud, religión, moda, otros.

En este contexto, las marcas que busquen un posicionamiento sano en las preferencias del público, serán aquellas que logren superar la barrera de la superficialidad, y diseñar contenidos que generen interacción basados en confianza y aprobación.

El público muestra una apatía generalizada por la exageración demagógica, intuye y discierne con mayor atino la manipulación de la información, y es menos propenso a los emocionalismos artificiales, comúnmente sugeridos por las agencias de publicidad. La persuasión emocional requerirá mayor rigor en los planteamientos durante esta temporada…

… sinceridad y genuina empatía por el público son fundamentales.

2019 trae sus exigencias debajo del brazo, la honestidad, es la más ponderable.

Una imagen vale más que mil palabras

El tema es semántico. Es común en los productores con pocas habilidades narrativas, abusar del simbolismo en la palabra y la imagen. Un retardo innecesario del tiempo de pantalla, o el uso repetitivo de expresiones de moda, le restan a las producciones posibilidades de impacto en el público. El público piensa rápido, y es cada vez más impaciente.

La sorpresa y la persuasión, son criterios narrativos.

Aunque la tendencia en los costos de producción local tiende a la baja, los parámetros del público aumentan, el éxito en la masificación de la producción local en las redes sociales será un equilibrio entre el costo, la calidad narrativa y la identidad de la marca. La imagen de alto valor semántico es imprescindible. Una imagen sólida, bien lograda, vale más que diez de menor estatura.

Renueva los símbolos

Cada temporada comercial propone desafíos para el comunicador comercial. Es usual que los 14 de febrero, el verano, el día de la madre y otras fechas colectivamente compartidas, obliguen la presentación de los productos y servicios, bajo la sombra de ciertos símbolos que con el tiempo se han desgastado. Es imperativo en el ejercicio comercial de renovar esos símbolos, crear nuevas tendencias de relación entre signos y significantes. Mientras no se logre, la interacción se reducirá considerablemente hasta ser inútil del todo.

Estas son las consideraciones que debes tomar en cuenta antes de producir contenidos audiovisuales:

  • Qué dice tu video. ¿Es lo que necesitas decir? ¿Puedes decir lo mismo de otra manera?
  • Cómo lo dice. ¿Tiene calidad, ritmo y valor semántico? ¿Tiene fuerza?
  • Qué reacciones produce. ¿Se identifica el público con lo que dice, estimula la interacción o es predecible y descartable?
  • Es sincero. ¿Genera confianza y aprobación, o genera sospechas y descalificaciones?
  • Es directo. ¿Es franco o se va por las ramas? ¿Es evasivo?
  • Es estimulante. ¿Tiene suficiente vitalidad, o es aburrido? ¿Tiene humor y gracia? ¿Perdurará?

Expresa personalidad

El error más común cometidos por los gerentes de marca, es darle poca personalidad visual a sus empresas. Con facilidad se cae en la generación de contenidos genéricos, en discursos repetitivos. La neutralidad regularmente genera lazos débiles con el consumidor. El público aspira hoy día a «quedarse con algo» de la comunicación comercial.

El diseño básico siempre es funcional, pero uno grandioso dirá algo.

Tinker Hatfield, Nike.

Se trata de comprender que el público puede no solo reconfigurar su top of mind de marcas y preferencias, sino también la «ideas o creencias» que tiene de ellas. Ya nadie se va con la finta. Tu personalidad tiene que ser poderosa y vibrante para permanecer.

Esfuérzate, ata los cabos sueltos. No digas lo que es evidente que dirás. Tu personalidad puede trascender lo obvio.

Puedes hacer alteraciones a la realidad, en cierta medida eso hará diferencia.

Sorprende, vamos

Piensa en un producto común, presentado de manera de común, y rompe el modelo.


Si se puede escribir o pensar, se puede filmar.

kubrick

👋

Ironhands

Ironhands

Guatemala. Nosotros.

Leave a Reply